SÍ AL CONTROL NO A LA PROHIBICIÓN DE ARMAS NO LETALES

Se acaba de iniciar el trámite en el congreso del PROYECTO DE LEY No. 99 DE 2014, por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia. En ese proyecto se incluye el Artículo 46 sobre comportamientos que ponen en riesgo la vida e integridad. Este artículo en su inciso 7 considera que el porte armas NEUMATICA O DE AIRE, o que se asimilen a armas de fuego, etc.. se consideran conductas que deben ser sancionadas porque supuestamente ponen en riesgo la vida e integridad de los ciudadanos..

armas

armas

Esta afirmación no deja de ser por lo menos una ligereza. Se debe tener claro que varios deportes hacen uso de armas neumáticas o de aire y algunas se asimilan a armas de fuego. Deportes como el paintball, el airsoft y tiro neumático de competencia son deportes con más de 20.000 deportistas que están directamente relacionados con esta clase de equipos. Como está actualmente redactada la norma, se acabaría la práctica de estos deportes en el país, ya que no se podría portar ninguna dispositivo neumático; ni las marcadoras para paintball, ni los equipos que se asimilen a armas de fuego (ejemplo rifles de airsoft o carabinas de aire). Estos deporte se practican en campos que son establecimientos abiertos al público, y que estarían vetados para portar estos equipos.. El problema es que sólo se permitiría el uso a personas que los acrediten como HERRAMIENTA de su oficio, profesión o estudio; dejando por fuera el ámbito deportivo de estos equipos que en ningún momento ponen en riegos la vida y la integridad de las personas.

RAM P99

RAM P99

En el ámbito de la defensa personal, muchos ciudadanos de bién usamos equipos que se consideran armas no letales. Se oye hablar que el Estado tiene el monopolio del uso de la fuerza, Habría entonces que enfatizar que se trata de la fuerza letal. De lo contrario habría que prohibir prácticas de defensa personal como el karate y similares e inclusive herramientas que se pueden volver armas como una cruceta, un martillo etc. Donde queda entonces la legítima defensa. Seamos claros, el Estado no puede poner un policía al lado a cada uno de nosotros. Sabemos que el tiempo de reacción de la policía es muy lento. La línea 123 es un chiste, que realmente sirve para poco en una emergencia vital..

 

Esto sólo deja una conclusión, los ciudadanos tenemos el deber de defendernos, al menos en delitos de bajo perfil y el derecho de tener herramientas que sin poner en riesgo la vida, disuadan al delincuente o lo obliguen a huir. Para eso son las armas no letales, no para matar.Si bien algunos dicen que esta clase de equipos se pueden usar también para cometer actos delictivos, en mi opinión personal el país estaría mejor si a uno lo atracaran con armas no letales y los grupos por fuera de la ley prefirieran usar esta clase de equipos en vez de armas de fuego, pero todos sabemos que esto no va pasar. El problema no está en el arma sino en quien la utiliza. Pretender dar solución a los altos niveles de inseguridad del país quitándole cualquier defensa posible al ciudadano, es por lo menos un contrasentido, ya que el delincuente actuará con toda tranquilidad sobre su víctima.
Si bien se pretende poner una multa y una sación por el porte de estos equipos, esto sólo afectará a los ciudadanos de bien. Yo me pregunto si a un delincuente, que no le importa que le vayan a imponer una pena de 5 años de prisión o más por robar un celular, le va importar que le impongan una multa de 8 salararios mínimos, que todos sabemos nunca va pagar. La mayoría de los delincuentes no poseen bienes embargables para hacerle cobros persuasivos o coactivos de estas deudas.

estos-gadgets-son-muy-basicos-pero-la-inseguridad-impulsa-la-innovacion-para-crear-accesorios-mucho-mas-elaborados-cortesias.2008-10-13.1146421687
Es claro que han habido casos aislados donde se ha hecho mal uso de esta clase de equipos para cometer actos de vandalismo, pero hay que tener claro que son pequeñas excepciones. Según investigaciones serias sólo en el 2014 ingresaron 55.996 unidades de esta clase de equipos al país. Si los ciudadanos los usaran para infringir la Ley, no hablaríamos de casos de vandalismo aislados. sino frecuentes. Estadísticas de Medicina Legal indican que el 1,5 de cada 100 casos de lesiones personales tiene que ver con afectaciones por gases irritantes o por efectos de los paralizadores. Es importante dejar claro que esta lesiones no dejan secuelas permanentes.




Este año van 33.542 casos de lesiones, y sólo 1,5 por ciento o sea un poco más de 500 afectaciones son por armas no letales. La pregunta es cuantos de estos 500 afectados son ciudadanos de bien o son personas sindicadas por delitos de robo, abuso sexual, etc. Otra pregunta que es muy difícil responder pero de mucha importancia para el tema en discusión es cuántas de estas lesiones por armas no letales, que en su mayoría no son graves, previnieron un mal mayor al evitar situaciones donde se ponían en riesgo la vida y la integridad de ciudadanos honestos.
Sí ingresaron legalmente al país 55. 996 armas no letales, sin contar las que entraron de contrabando y sólo se presentaron 500 afectados por armas no letales, creo que es una evidencia que la ciudadanía en general está haciendo un buen uso de esta de esta clase de equipos. Hoy en día para un policía es muy fácil identificar un arma que no ingresó legalmente al país. Estos equipos surten un proceso de nacionalización con los correspondientes registros donde se identifica plénamente el arma.
Yo como ciudadano invito a el Congreso para que no busque prohibir sino controlar la venta y tenencia de las armas no letales, procurando que estos equipos sean usados por ciudadanos adultos sin antecedentes, ya que la situación del país no está para dejar indefensa a la ciudadanía, ni para acabar con deportes que gozan de popularidad entre los aficionados.
JM, reportero ciudadano